SOL Y LLUVIA

 

 

Helena estaba en una de esas largas noches sin destino en que todo se eclipsa y sientes el verdadero compromiso de la existencia, estaba vencida, con el alma en coma y el corazón deshecho.  No encontré ninguna palabra, y es que a veces las palabras no caben, no alcanzan , así que opté por callar… todo aquello que nos venden para la supervivencia ahora sólo parecían palabras huecas, frutas podridas, una retahíla de conceptos que ahora mismo resultaban obsoletos.  Qué se le puede decir a alguien que en un minuto literalmente se le derrumba su mundo en pedazos, que está tocando fondo, un fondo muy profundo que jamás imaginamos, cómo deshacer esa impotencia ante lo irremediable sin que me mandará al carajo, yo espero que con el tiempo logre asimilar la perdida, pero ahora mismos eso estaba a millones de kilómetros luz.  Morir para revivir, eso es la vida, sol y lluvia.

 

“Todo fluye, todo cambia, nada permanece” (HERÁCLITO DE EFESO).

 

El tiempo es un ente dinámico, el mundo está en constante movimiento, todo en esta vida es una variable, nosotros mismos también evolucionamos, no permanecemos estáticos, tu misma ya no eres la misma de ayer ni serás mañana la misma de hoy…

 

Cuántas veces decimos yo no haré esto o lo otro y tiempo después lo hacemos, tenemos que aceptar que no sabemos de lo que somos capaces, cómo intentar entonces conocer a los demás, y es ese cambio constante lo que genera vida, lo que hace fluir tu energía, tu esencia y conforme pase el tiempo iremos cambiando en todos los aspectos, físicos y mentales.  Vivimos en un mundo de innovación, no podemos quedarnos en el pasado pensando que todo tiempo pasado fue mejor, porque vivir en el pasado no nos permitirá disfrutar el hoy y de lo mucho o poco que nos quede por vivir.   Recuerda siempre todo cambia, todo pasa, todo se reinventa.

 

 

La vida es un regalo cada día, basta abrir los ojos para darse cuenta, no esperes a tener todo para vivirla, la vida siempre te sorprende, no tiene un destino establecido, no depende de los demás, no es corta ni larga, sólo detente a vivir cada momento, no vivas esperando el momento…

 “El hoy es un regalo por eso se llama presente” Shífu (Kung Fu Panda)

 

El hubiera no existe, es solo un complejo turístico donde la mente suele recrearse de imposibles cuando se ha agotado de inexistencia, es como aquella cita en el tiempo para reunirse contigo misma en un orgasmo existencial.  Ayer no existe, no hay pasaje de regreso, el tiempo pasa, nada es eterno, ni para siempre, ni siquiera el dolor.

 

 La nostalgia es una canción de cuna, un aroma, un capitulo siempre abierto, aquello que se escapa por los ojos, un suspiro que nos sobra, un romance con el pasado; no todo tiene respuesta, ni sentido, ni lógica, ni es justo, tenemos que aprender a vivir con ello, es parte de nuestra naturaleza. 

 

Si alguna de esas tardes inmemorables te cae un chaparrón, mójate, reconcíliate con la vida, “aprende a bailar bajo la lluvia”, no siempre elegimos la música, pero sí cómo la sintonizamos, déjate llevar por sus acordes, ensaya tus mejores pasos, encuentra el estilo, la táctica, acaso pierdas el paso una y otra vez, pero al final aprenderás a bailar bajo la tormenta. 

 

Los cambios tienen lugar, sólo dales su espacio, reconócelos, no es el fin sólo es el principio de algo mejor…  Amplía tu vista, traza nuevas avenidas, fíjate otras metas, no temas, los cambios más importantes en la vida se producen cuando pensabas que ya estaba todo perdido.

“Aprende a escribir tus heridas en la arena y grabar en piedras tus alegrías”

Sabiduría oriental.

 

Todos los días es el comienzo de algo maravilloso, pero no está en ningún menú,

- sírvetelo tú mismo-.