Ocultar el Amor.

Aunque es difícil dar una definición, creo que podemos estar acuerdo cuando decimos que el amor, es un sentimiento complejo en el que intervienen diferentes elementos y que puede expresarse de muchas formas, tanto en la intimidad como públicamente. Sin embargo, en Mundo Arcoíris sabemos que a las personas con una orientación sexual no heteronormativa, no se no has permitido expresar públicamente el amor y que nos han obligado a… Ocultar el Amor.

A las personas LGTBI, durante muchos años, y a día de hoy continúa siendo así, se nos ha criticado nuestra visibilidad, nuestro derecho a hablar de forma natural de nuestra pareja, orientación sexual o identidad de género, es decir, por Salir del Armario. Es más, hay quienes nos critican y atacan porque consideran que no es necesario, que no hay que decir lo que se es y que con ello, lo que hacemos es apología de nuestra sexualidad. Incluso también, hay quienes, con toda su mejor intención y tratando de mostrar su apoyo a las personas LGTBI, manifiestan que “cada cual es libre la de hacer en su casa y en su cama lo que quiera”. Vaya de antemano mi agradecimiento, pero… Faltaría más! Claro que las personas, todas las personas, tenemos derecho a nuestra sexualidad e intimidad, pero no es eso de lo que estamos hablando. Estamos hablando de amor, cariño y afectividad. Y de nuestro derecho a expresar libre y públicamente lo que sentimos y con quien lo sentimos.

Desde Mundo Arcoíris hemos sido testigos, de cómo a las personas LGTBI, especialmente tiempo atrás, cuando el discurso se centraba en las personas homosexuales, bisexuales y transexuales, nos ha pesado mucho el sufijo “sexuales”, pues en él, es en lo único que se ha centrado el debate a nuestro alrededor, en nuestra sexualidad, conducta sexual o prácticas sexuales. Pero tanto en nuestro caso, como en el de cualquier otra persona, esto se limita a la vida privada de cada una y ahí nadie tiene derecho a entrar. Lo que sí hemos defendido las personas LGTBI y por lo que continuamos luchando cada día, es por el derecho a la expresión pública de nuestro amor y afectividad hacia la persona amada, independientemente de su sexo o género, sin temor al rechazo. Y ahí está el verdadero quid de la cuestión.

Comenzaba diciendo que el amor puede expresarse de muchas formas, tanto en la intimidad como públicamente. Sin embargo hay gente que piensa que no tenemos ese derecho. Que trata de convertirnos en personas disociadas, como si pudiésemos separar nuestra sexualidad de nuestro amor y afectividad. Que en nuestra vida privada seamos como queramos, pero que públicamente no mostremos nuestro amor, como si éste fuese sucio, obsceno o sórdido. Y todo, porque hay personas que consideran que su sexualidad y su forma de amar es la única que tiene derecho a ser mostrada públicamente. Ésas que creen que el amor entiende de normas o convencionalismos sociales y culturares. Ésas que creen que hay amores buenos y amores malos. Ésas que no conocen el amor verdadero, pues cuando lo encuentras no puedes ocultarlo.

Por eso, desde Mundo Arcoíris queremos decirles a esas personas, alto y claro, que ya nos hemos cansado de… Ocultar el Amor. Que queremos ser libres y visibles, pues el amor, si es verdadero, nunca debe ser ocultado. Que el amor que es bonito y auténtico, se muestra y se demuestra. Que las personas LGTBI tenemos una  forma de vivir el amor, la afectividad y la sexualidad tan bella, digna y saludable como la de cualquier otra persona. Y que… “El amor es demasiado bonito para esconderlo en un armario”.