Doble Armario.

Fue a finales del pasado año 2019 cuando comenzábamos a tener noticias de un nuevo virus que se detectaba por primera vez en la ciudad China de Wuhan, el coronavirus. Y casi sin darnos cuenta, en poco más de dos meses, este microscópico agente infeccioso generó la mayor pandemia mundial de nuestro tiempo. El COVID-19 ha alcanzado a día de hoy, a más de 200 países por todo el mundo y provocado más de 260.000 personas fallecidas. Y ante esta terrible situación, la única alternativa viable promovida por los Gobiernos para hacerle frente y poder evitar el contagio, ha sido la declaración del estado de alarma y el confinamiento de toda la población, apoyado en nuestro país, por la campaña #EsteVirusLoParamosUnidos y eslóganes como #YoMeQuedoEnCasa o #QuédateEnCasa.

Pero en Mundo Arcoíris sabemos que, si bien es cierto que el coronavirus no distingue entre sexos, clases, etnias o diversidad afectivo-sexual e identidad de género, los efectos del confinamiento sí se ceban con las personas más vulnerables y entre éstas se encuentran las personas LGTBI. Así, estamos siendo testigos, de como el confinamiento y la cuarentena, está provocando la vuelta al Armario de muchas personas gays, lesbianas, bisexuales y trans, cebándose especialmente con los más jóvenes, llevándolos a un doble encierro, obligados a convivir y a estar encerrados con familias que no saben cuál es su orientación sexual o identidad de género, o si lo saben, la niegan, no la aceptan y no respetan como son, viéndose obligados a fingir lo que no son o peor aún, a aislarse y autorrecluirse en su habitación, lo que les está provocando un daño inmenso, ya que no pueden sentirse libres e iguales al resto de la familia con los que están compartiendo estos días de encierro sin poder salir de sus hogares. En definitiva, viven el confinamiento en un… Doble Armario.

En Mundo Arcoíris sabemos la importancia de reconocer en estos momentos, la mayor vulnerabilidad del Colectivo LGTBI, agravada por la pandemia del Covid-19 y la crisis sanitaria, que está enfrentándose a situaciones en su día a día que no afronta la población heterosexual. Entre ellas, encontramos como el confinamiento en un ambiente LGTBIfóbico, acrecienta la presión emocional de tener que ocultar la vida privada, te expone a vivir situaciones de discriminación en casa, dificulta el acceso a los tratamientos hormonales o a los retrovirales salvaguardando la privacidad e incluso, hay quienes están sufriendo la violencia en el ámbito familiar a causa de su orientación sexual o identidad de género.

Por todo ello, desde Mundo Arcoíris hacemos un llamamiento al Gobierno, para que no olvide la realidad de los jóvenes LGTBI y contemple medidas especiales para que éstos no sufran en sus hogares la discriminación por su orientación sexual o identidad de género. Pero desde Mundo Arcoíris también queremos decirles a las familias y a toda la sociedad, que… Las personas LGTBI nos quedamos en casa, pero fuera del Armario. Que tenemos derecho a ser como somos y a vivir el confinamiento en casa, en nuestro hogar, como un refugio seguro en el que poder sentirnos tranquilos, siendo tal y como somos junto a nuestra familia. Pues ya lo decía San Juan Bosco… “Los jóvenes no sólo deben ser amados, sino que deben notar que se les ama”.