Reseña del Libro: EN EL HUECO DE SU MANO.

Del Poeta Granadino: Pedro Enríquez.

 

La poesía como indagación, como una honda palpitación del espíritu, que diría don Antonio Machado,  es lo que nos ofreces en esta última entrega, el escritor y poeta granadino, Pedro Enríquez.

Liberar las piedras, los cimientos del pasado, desandar para encontrarse a sí mismo en esa búsqueda, es la aspiración de todo verdadero poeta.

Y esto es lo que en esencia se percibe cuando de lleno te sumerges a leer,  verso a verso, poema a poema, las tres de las partes de las que se compone En el Hueco de su Mano

Cada una de sus partes con títulos tan sugerentes como: Libera lo Invisible, El anillo del viajero,  y Oración tres.

Tan importante es en este libro  lo que se dice como lo que no se dice…

En el principio fue la Palabra, nos dice Pedro Enríquez, y después, el hombre inventó el Silencio. La Palabra y el Silencio, como el ying y el yang, dos caras de una misma moneda. El silencio aquí entendido como oración, el latido constante que subyace de esa música callada, reveladora de toda mística.

A través de un lenguaje depurado, sugerente, altamente simbólico… 

Un libro que, en su esencia,  no es más que una larga conversación con lo inasible, dice muy acertadamente en el prólogo, y desde su Buenos Aires natal, la escritora y poeta Argentina, Adriana Romano.

La celebración de la luz, es lo que el lector percibe en el hueco de esa mano, en el conjunto de ese espacio metafórico del infinito, medida de todas las cosas, en donde además de en la desnudez de sus versos, podemos intuirla en las sutiles y bellas ilustraciones que acompañan y dan forma y cuerpo al libro.

Poesía como indagación, donde el amor, como nos dice Pedro Enríquez en uno de sus poemas, es la única certeza.