Del libro “Ondinas,

El Espíritu del Agua”  de la poeta peruana Navale  Quiroz 

 

 

 

 

Todo ser viviente procede del agua. Y es el agua, en su sentido cósmico donde Navale Quiroz se inspira para construir este poemario. Un poemario que, como si de una hermosa espiral se tratara,  se va elevando verso a verso por cada una de sus partes  en un heroico intento de  llegar al espíritu acuático de las Ondinas.  Porque es, a través del carácter simbólico de este mito atemporal, y es en la  idealización de estos seres legendarios, protectoras de arroyos, fuentes, lagos… , donde palpita con toda su fuerza esa sed de infinito que subyace en muchos de los poemas de este libro.

 

El agua como principio y fin, la sed, ese cruzar el río, pero sobre todo ese don de hallazgo, que diría María Zambrano al referirse al conocimiento intuitivo, es lo que el lector podrá encontrar en las páginas de este libro.

 

Escrito en la cadencia de un lenguaje altamente depurado, simbólico, lejos de artificios

y  hojarascas, Ondinas y el espíritu del agua,  nos invita a ahondar por esos recovecos

que forman el misterio de nosotros mismos. Bucear en nuestras propias ondas marinas,

entrar, como diría el poeta, para luego salir con la mirada cambiada.