GIRASOL
 
 
Cuando naciste vi que traías una estrellita en el vientre, dos lunas en los ojos, un sol en el pecho,  y en el sitio de tú pelo, una cascada negra derramándose en racimos, y cuando me acerqué a tu boca, había un girasol en el sitio de tu lengua, dibujando un beso, fue cuando te abracé, que conocí el infinito ...