LAS ARTES CURAN EL ALMA

 

A lo largo de la historia todos los artistas han utilizado sus experiencias personales, sus frustraciones, así como sus tristezas, para crear. Es a través de todo eso donde nace el arte. El arte es una escapatoria para desarrollar la propia realidad que rodea a uno mismo. Es por ello que la creación artística nace de la necesidad de manifestar algo de una manera distinta, una manera distinta de expresarse, de este modo, muchas veces se ha utilizado el arte para curar el alma, es decir, que tanto los pintores, compositores, escritores y demás, han utilizado el arte como vía de salvación.

Actualmente, cuando alguien siente algo en su interior que los perturba, los profesionales de la mente aconsejan escribir, escribir tus pensamientos, una carta a ti mismo o a un ser querido, la escritura es un método de salvación inigualable. Desde mi propia experiencia, puedo afirmar que es totalmente cierto, que la escritura ayuda a superar cosas internas. No hace falta ser un escritor profesional para utilizar esta técnica, ya que la función para la que la quiere uno es para desahogarse, para poder expresar todo aquello que llevamos dentro y que con palabras o mediante el habla no podemos expresar. Por ejemplo, escribir una carta a un familiar que ha fallecido puede ayudarte a creer que estás más cerca de esa persona, también a desahogarte porque sabes que nadie la va a leer y que tienes la libertad para escribir todo aquello que llevas dentro, así que después de escribir sentirás un alivio inmenso, sentirás que te has liberado de algo, que llevas menos peso en el alma, que estás más ligero de equipaje. Casi todo el mundo que pasa por algún momento complicado en su vida debería de escribir, ya que es un método muy efectivo para sanar.

Pues lo mismo pasa con otras artes, lo que ocurre es que la escritura la tenemos más “a mano”, es decir, que sabemos escribir sea como sea, no hace falta escribir algo perfecto, simplemente hay que dejarse llevar y no pararse en pensar qué se quiere decir, sino que todo lo que llevemos dentro salga solo. Muy distinto es la pintura o la música, no todos tenemos en casa pinturas e instrumentos, pero no es algo cerrado, si hay algo dentro de nosotros que nos llama la atención deberíamos probarlo, porque nunca se sabe cómo puedes curarte y qué puede salir de esa situación. Es por lo que los artistas reflejan en sus obras todo lo que tienen dentro y es, por ese mismo motivo, por lo que con cualquiera de las artes te puedes sentir identificado.

Cuando estamos afligidos muchas veces nos ponemos a escuchar música con letras muy tristes porque nos sentimos identificados, así no nos sentimos solos, podemos pensar que hay alguien que ha sentido lo mismo que nosotros. Del mismo modo, leemos poemas sobre el desengaño amoroso, la muerte o el amor, porque es como si eso que está escrito estuviese dirigido hacia nosotros, lo mismo que con una pintura que nos transmite algo y no podemos dejar de pensar que el momento que representa, ese atardecer o ese mar es un lugar conocido para nosotros. Es la magia de las artes que además de curar al realizarlas también curas a los demás cuando transmite algo que la otra persona siente como propio.

Te animo desde aquí a que si estás pasando por algún momento de incertidumbre, de inquietud, tristeza o desengaño, leas, escuches música, veas películas, visites museos, poco a poco te sentirás mejor, aunque llores viendo esa película tan triste que nunca quisiste ver o leas ese libro que era muy filosófico con el que pensabas que le ibas a dar muchas vueltas a la cabeza, pues este es el momento, este es el momento de echarlo todo, de gritar, de enfadarte, de reflexionar. Este es el momento de escribir…  porque esos sentimientos a flor de piel te pueden ayudar, esa misma tristeza está ahí para que sigas tu camino, para que aprendas algo nuevo, para que avances, para que te sientas identificado con otros, para que te recuperes y continúes mejor tu vida.