ENTREVISTA DE RJA A ENFERO CARULO

Enfero, ¿desde cuando escribes?

EC- Escribo desde hace dos meses, toda mi vida.

Quiero creerte pero hemos leído poemas tuyos que datan de 2003...

EC- Ahhh sí, pero eso fue en mi vida anterior…

No te entiendo bien

EC- Sí, hace dos meses volví a nacer, me recogieron muerta del suelo y he tenido la suerte de recuperar mi cuerpo, pero soy otra-

¿Crees que eso es lo que se siente al atravesar el umbral de la muerte?

EC - No, esto es lo que yo siento, mi proyección exterior se alza para protegerme pero existe una persona nueva, distinta, que ha tomado los gustos artísticos de la anterior y ha sabido recoger la técnica y experiencia pero créeme que no soy ella aunque conserve a mi familia y amigos. No obstante hay muchas cosas que se han desprendido como mi hogar, ya no existe, antes eran todos y ahora es ninguno.

Pareces hablar de un fantasma…

EC- Así me siento.

¿Y no te asusta?

EC- En absoluto, siento paz.

¿Cómo describirías esa paz?

EC- Distinta a la terrenal.

¿En qué se diferencia?

EC- En la distancia.

No puedo asegurar que te entienda...

EC- Lo siento muchísimo aunque ahora no me inquieta.

¿Por qué tendría que inquietarte, a la otra Enfero le inquietaría?

EC- Sí, porque no podía vivir sin pasión.

¿No sientes la misma pasión que ella, por ejemplo por la poesía?

EC- No siento la pasión del mismo modo, la tengo instalada, no es necesario sentirla como un alboroto, como electricidad, la tengo en el centro de la Paz, Soy más que Siento.

Entiendo... ¿Podrías improvisar ahora mismo un poema?

EC- ¿Con rima o sin rima?

Como tú quieras.

No me olvide de mi
por la misma razón
que no olvida la vida cuando acaba
transitando de nuevo la existencia.

EC- Pintaría un díptico en blanco con una de las partes esbozada en trazos rápidos e inacabados.

¿Con algún significado en esos trazos?

EC- Claro, la variedad de caminos tomados y no tomados, los ignorados, los reiterados…

¿Crees que te salvó un ángel?

EC- No,lo cacé-

¿Cómo se caza un ángel?

La luz queda encerrada
cuando no la miramos
entre las manos tibias de un sereno,
midiéndonos las voces
con esa discreción que sólo tienen
novicias de un convento en las afueras
del país más callado
mientras cuecen pasteles en el horno
para que ese guardián lleno de llaves
sienta todo el almíbar en la sombra
y recobre una luz
tejiendo de colores su secreto.

Dime cuál es el último poema de otro autor que te ha gustado.

EC- El último poemario que he leído, un poema que cada día me acerca más a mí.

Tercera Poesía Vertical. Poemas de Otredad. Número 2 de Roberto Juarroz

El otro que lleva mi nombre
ha comenzado a desconocerme.
Se despierta donde yo me duermo,
me duplica la persuasión de estar ausente,
ocupa mi lugar como si el otro fuera yo,
me copia en las vidrieras que no amo,
me agudiza las cuencas desistidas,
descoloca los signos que nos unen
y visita sin mí las otras versiones de la noche.

Imitando su ejemplo,
ahora empiezo yo a desconocerme.
Tal vez no exista otra manera
de comenzar a conocernos.

Un poema tuyo, regálanos un poema de ti.

EC- Un poema mío escrito desde el escalón de la lectura a Juarroz y la Otredad.

28        Quien ha cambiado es él,
el hombre que te mira, el otro hombre
nacido desde ti para arrancarte
del pecho, violento, a este otro hombre.
Es sabio o es demonio,
tiene todo el poder que necesita
para ahogarte la voz o el estertor.
Probablemente a él le sucede lo mismo.

Verás quién mata a quién
cuando uno de los dos se desvanezca
en la sombra del otro.