A Marga Gil Roësset

El tiempo ya se habrá marchado cuando tú regreses
desilusionado y triste de tanto esperar.
Desapareciste más allá del rincón de la muerte
más allá del color de los sueños.
Y no te puedo encontrar.

¡Cómo se quema la vida
sin tu aliento!

Del poemario El olor de tu nombre
(Huerga & Fierro, 2007)